sábado, 29 de diciembre de 2012

2013

Se acaba un año, el "maldito 2012" según algunas profecías.
El fin del mundo no ha llegado; por lo menos mientras tengamos pendiente liquidar nuestras cuentas con los despachos de abogados que hemos contratado quizás nos quede aún cierta esperanza.

¡Bienvenido 2013!
No nos libraremos de las malas consecuencias de las "reformas estructurales" . Sabemos que están en ello y, de momento, acabamos el año 2012 con el anuncio de sanción a los sinvergüenzas que se ausenten del trabajo sin baja médica más de 4 días y quizás no lleguemos a ver la penalización a los políticos por sus ausencias, despistes e irresponsabilidades. ¡Bueno, también tenemos el recuerdo de Mariano a la clase trabajadora, destinataria de todos sus recortes! ¿Qué sería del Presidente si no pudiera "decretar" gracias a nosotros?

A pesar de todo, ¡Feliz 2013!
El 13 es una terminación que los loteros venden con bastante aceptación. Parece que buscamos en él la fortuna, la buena. Pues aprovechemos el año para buscarla, trabajarla y encontrarla.

Que empecemos el año con optimismo, el suficiente. Que la apatía no nos atrape, que el cansancio no nos hunda. Nuestro mejores deseos para todos: Manolo, Guillermo, Mohci, Eías, Rafael, Antonio, Miguel, Gerardo, José Antonio, José, Juan, Emiliano, Emilio, Iván, Tomás, Eduardo, Francis, Mª Luz, Luis, Ignacio, Angel, Gregorio, Almudena, Mª Angustias, Joaquín, Pilar, Mª José, Paqui, Reyes, Mª Isabel, Juanjo, Enriqueta, Encarni, Rosa, Fidela, Enrique, Marina, Jesús... ¡A TODOS, FELIZ AÑO!


No hay comentarios: