martes, 9 de abril de 2013

VIENEN, LES DEJAMOS PASAR Y NOS QUEDAMOS FUERA

AYER, cuando en 2010 denunciamos el intrusismo de Empresas Externas estábamos viendo claro que nos sacaban y echaban a la Agencia de Medio Ambiente y Agua (AMAYA) junto con EGMASA. Nos movilizamos y conseguimos parar el proceso.

HOY, cuando vemos que en la CHG se propagan las contrataciones de Empresas Externas, incluida TRAGSA, se oyen voces no identificadas (ANÓNIMO) y se ve a compañeros colaborando en el aprendizaje de los nuevos allegados, los externos que aprenderán a hacer nuestro trabajo y nos hacen prescindibles en el Servicio Público que prestamos.

Ayer nuestro Servicio Público lo prestaba una amplia plantilla de trabajadores, funcionarios y laborales. Hoy esa plantilla se ha visto reducida, con la disminución progresiva de la tasa de reposición hasta la actual 0%, y falta personal para tareas específicas. La Administración Pública camina así desde hace tiempo hacia la privatización real de los Servicios Públicos contratando con empresas privadas las tareas que realizan tanto funcionarios como laborales.

El otro día un trabajador externo llega al Embalse para tomar nota de las cosas que hay que arreglar: averías, deficiencias, necesidades... Desde el Embalse ya se ha tomado nota y registrado en varias ocasiones. Esta persona no investiga nada, se limita a ser acompañado por nosotros, que le mostramos la cuestión y la registra. ¿Es que se está invalidando nuestro trabajo? Pues sí, claramente. Si hoy el mantenimiento específico de válvulas, compuertas... lo hace una empresa externa, mañana llamarán hasta para pintarlas.
En las oficinas pasa otro tanto: Expedientes, Informática, Apoyo jurídico, Dirección técnica de algún Servicio... se va entregando a empresas externas.
En otros casos la "Colaboración social" (=trabajador sin derechos y con un coste muy reducido) les hace el apaño.
¿Qué nos queda? Casi casi recibir la Declaración de prescindibles.

Nuestros Jefes, incluido el Presidente de la CHG, NO CREEN en el Servicio Público, ni de coña. Pero ellos son IMprescindibles porque  todos los actos que se dispongan necesitarán su firma para ser válidos desde la Administración.

Caminamos así hacia la privatización o mercantilización (hacer negocio) de los Servicios Públicos. La consecuencia: los Servicios Públicos serán más caros y, de camino, los trabajadores actuales nos podemos ver en la calle. Es lo que les ha pasado a compañeros empleados públicos en otras administraciones, por ejemplo los de TELEMADRID que no han conseguido la nulidad del ERE, sino tan solo un Despido Improcedente por el que les indemnizarán a razón de 45 días/año, ¡PERO SE QUEDAN EN LA CALLE!

Ayer murió Margaret Thatcher, la ex-primera ministra con la que se inició la gran época de las privatizaciones y recortes sociales en Gran Bretaña, la "Dama de Hierro" que consiguió doblegar a las clases populares que apoyaron su mayoría absoluta. Hoy ha muerto Jose Luis Sampedro, el pensador y economista que trabajaba en defensa del interés general de las personas y no dudó en aliarse con el 15M en contra de los poderosos y los políticos que NO atienden a los ciudadanos.

Pues solo tenemos dos opciones: Dejar que vengan de fuera consintiendo que nos echen o plantarnos. Y tenemos dos modelos; pero como la mayoría pertenecemos a las clases populares, y ¡a mucha honra!, en realidad solo nos queda una: PLANTARNOS y exigir nuestro trabajo, el que figura relatado en el Convenio y recogido en la RPT; si dejamos que nos lo hagan, estamos de más, sobramos.

No hay comentarios: