viernes, 10 de octubre de 2014

PREVER, PREVENIR, PREVENCION. Nuestro Sistema de Prevención

El Diccionario de la RAE define estas tres palabras con definiciones como:

Prever como: Conocer, conjeturar por algunas señales o indicios lo que ha de suceder.
Prevenir: Prever, ver, conocer de antemano o con anticipación un daño o perjuicio.
Prevención: Preparación y disposición que se hace anticipadamente para evitar un riesgo

En definitiva: hacer todo lo necesario para evitar un daño. 
Por poner un ejemplo extremo: arreglar una avería eléctrica sin cortar previamente la corriente y empapados de agua.
La Prevención nos indicaría: 1- NO hacer absolutamente nada en esas condiciones, 2- Tomar antes las medidas correspondientes preventivas (cortar la corriente, secarnos...) y protectoras (ropa, guantes, calzado...)

En esta semana estamos conociendo el procedimiento establecido ante el riesgo de contagio del virus del ébola. A la vista de la información que nos va llegando, el sistema previsto (prever/prevenir) NO es adecuado para asegurar la salud de la trabajadora porque su implantación (prevención) contiene una serie de errores graves: formación, instalaciones, coordinación informativa en el propio servicio de salud, traslado de la enfermera, dotación de EPI ADECUADO, procedimiento de retirada del EPI...
Hasta ahora, los responsables sanitarios de la Consejería madrileña evitan críticas, ningunean las opiniones de los sanitarios, derrochan chulería, no asumen responsabilidad alguna y criminalizan a la víctima. El DERECHO a la salud de la trabajadora lo han convertido así en sentencia culpable contra ella y eximente total de su responsabilidad.

Nuestro Servicio de Prevención ha implantado (desconocemos si con debate y acuerdo con la representación laboral) todo un programa de formación preventiva y decide sin consulta alguna a la mayor parte de sus destinatarios ignorando las tareas reales que asumen. Hoy se da un curso voluntario sobre el acoso laboral y dudo de que la discriminación del Servicio de Prevención hacia los Delegados de Prevención, al menos de Granada y Córdoba, no pudiera ser considerado un claro ejemplo de acoso.

Pero lo fundamental en el caso que queremos exponer es que se nos ha pasado para su firma a los trabajadores de mantenimiento un documento con toda? la maquinaria y herramientas de trabajo que tenemos en nuestros centros (la misma que no aparece en las evaluaciones de los equipos de trabajo de estos mismos centros) autorizando su uso y asumiendo que tenemos toda la formación necesaria para ello.
Al firmar este documento (la tarea de archivo de papeles firmados es prioritaria en nuestro Servicio de Prevención) asumimos personalmente la responsabilidad de cuanto nos pueda pasar, pues incluye afirmaciones tales como que: estamos capacitados, estamos formados, somos conocedores de todo; luego con tanta preparación la culpa de cuantos daños puedan producirse EVIDENTEMENTE no es de nuestro Servicio de Prevención, Prevencionistas, Jefes ni nada que se le parezca.

¡Lo han conseguido! El Sistema se ha blindado ante sus responsables y ha localizado a los culpables:los trabajadores
Dirán que somos extremistas, negativos, alarmistas... mientras nos impiden opinar, evitan las consultas previas y se saltan a la torera la normativa que ellos SÍ conocen: el Derecho de participación de los trabajadores y sus representantes legítimos.

Si alguien recuerda el comentario anterior "NO NOS REPRESENTAN" entenderá por qué: Ni los representantes elegidos por la CHG para integrar el Comité de Seguridad y Salud han acompañado las evaluaciones, ni conocemos sus propuestas e iniciativas, nis nos han comunicado medio alguno de mejorar el Sistema de Prevención.


No hay comentarios: