viernes, 19 de febrero de 2016

A ESTO LE LLAMAN “GESTION DE PERSONAL”?


Cuando el Presidente se presentó a los Comités del Guadalquivir habló de una reorganización de recursos humanos en función de las tareas y necesidades del organismo.
De aquello ya hace años, pero del resultado no tenemos noticias.

Si observamos la justificación de los Pliegos de contratación, aparece habitualmente la necesidad de la tarea planteada y la insuficiencia de personal propio para realizarla.

Si echamos una mirada a los concursos de traslado y promoción, las plazas propuesta del Guadalquivir son tan escasas que parece un organismo sin problemas ni necesidades.

Pero los Pliegos se suceden, los Colaboradores sociales copan puestos estructurales y las Adscripciones temporales (movilidades selectivas no sujetas a concurso abierto) continúan.

En Granada sólo conocemos un “concurso” abierto para dotar al Servicio de Aplicaciones forestales de un personal mínimo, aunque los mal-pensados ya dieron los nombres que serían seleccionados y… ¡acertaron! El personal de los Embalses fue excluido “siguiendo las directrices del Ministerio que impedía su movilidad por ser un área deficitaria”
Ni al personal “encerrado” en los embalses se les compensa con la adecuada y necesaria dotación de complementos ni parece que a todo el personal se le aplique aquella directriz: El Encargado del Cubillas acaba de regresar a las oficinas para entender sobre tramitación de expedientes.
Este compañero, buena gente, no es menos que nadie y es justo atender sus expectativas laborales.
PERO…
1-     Si la cobertura del puesto es necesaria, ¿por qué no sale en el correspondiente Concurso?
2-     Si se alude a una RPT, ¿por qué no se revisa todo su expediente laboral y se observa una adscripción temporal anterior a la fallida Transferencia, un error en la RPT, un reingreso posterior al centro de pertenencia real?

Algunos seguirán justificando estas situaciones porque, como buena gente que se consideran, no quieren perjudicar al beneficiado. Y también como buena gente vislumbran envidias inconfesables por parte de los que discrepamos de esta manera de gestionar el personal.

NO, no  podemos aceptar “pulpo como animal de compañía”. Cuando la Gestión de personal no se hace en igualdad de concurrencia atendiendo a necesidades, requisitos y méritos…es un trato discriminatorio que perjudica al resto en sus legítimas expectativas. Quizás fuera éste un aspecto a considerar por el Servicio de Prevención en su Especialidad de Ergonomía y Psicosociología aplicada por el mal ambiente que se crea entre los trabajadores y pudiera asesorar a la Secretaría General; pero quizás sea mucho pedir a quien anda en otros asuntos sin lograr siquiera llegar a integrar la prevención en la ropa de trabajo, sin saber consultar a los trabajadores sobre los EPIs que requieren, sin saber que los recursos con que se cuenta para el trabajo (equipos de trabajo) de la propia CHG se quedan cortos frente a los que la propia CHG paga para la UTE de mantenimiento de presas…


Mañana…más

No hay comentarios: